Cosas que debes hacer antes de tu vida laboral

Antes de comenzar a laborar, debes aprovechar el tiempo libre que tengas antes de la gradúate de la universidad, incluso si tienes un trabajo de verano o una pasantía. Ya sea que hagas algo más aventurero como caminar por una montaña o emprender un viaje espontáneo por carretera con sus mejores amigos, u optar por algo simple como aprender una nueva habilidad o quedarte fuera toda la noche solo para ver el amanecer, hay muchas maneras para disfrutar de tu tiempo antes de que el mundo real comience a llamar. Así que cuelga ese gorro de graduación, toma tus gafas de sol y haz algunas de estas 13 cosas.

1. Ir a un concierto

Ir a un concierto con amigos es una excelente manera de pasar la noche. Canta a todo pulmón, baila toda la noche (o el día) y empápate de la música. Realmente no hay nada mejor que eso, especialmente si estás viendo a uno de tus artistas favoritos nuevamente ¡finalmente!.

2. Quédate despierto toda la noche y mira el amanecer

Ver el amanecer es absolutamente uno de los placeres más simples de la vida. Es pacífico, hermoso y una gran oportunidad para tomar fotos en Instagram. Dado que quedarse fuera toda la noche podría no ser factible una vez que tenga un trabajo de tiempo completo, hazlo ahora y disfruta cada segundo. Consejo: ve por un café caliente y pan recién salido del horno ¡serás uno de los primeros en la fila de tu panadería favorita!

3. Vete de fiesta toda la noche con tus amigos

Es seguro que ya lo hiciste en algún momento de la universidad, pero hacerlo durante el verano después de la graduación solo agrega la diversión. Algunos de los mejores recuerdos se crean cuando sales de un bar después de que se apaga la luz, ¿verdad? Haz todo lo posible por vivir una noche de verano épica que recordarás para siempre.

4. Haz algo aventurero que siempre hayas querido hacer

Ya sea que sea al aire libre o no, aprovecha tanto el buen clima como tu tiempo libre para hacer algo aventurero. Ya sea caminando por una montaña o haciendo paracaidismo, ahora es el momento de hacerlo.

5. Toma una clase

Después de cuatro años de universidad, es posible que nunca quieras volver a tomar una clase, pero si estás ansioso por aprender algo nuevo (es decir, cocina, pintura, yoga, etc.), ¡inscríbete en algo y sumérgete! Puede mantenerlo como una salida creativa divertida o convertirlo en un ajetreo secundario.

6. Viaja, viaja, viaja

¿Oyes eso? Es el dulce sonido del mundo que vuelve a llamar tu nombre. Ahora que las restricciones de viaje han comenzado a desaparecer. Elije una ciudad que siempre hayas querido visitar y pasa un tiempo explorando sin un itinerario establecido.

7. Haz un viaje por carretera

Si viajar en avión no es lo tuyo ¡está bien! Hay muchos lugares increíbles a los que puedes llegar en coche. Incluso si no quieres ir muy lejos, investiga un poco los lugares divertidos alrededor de donde vives. Empaca toneladas de bocadillos, haz una lista de reproducción y sal a la carretera. ¡El viaje en sí es la mitad de la diversión!

8. Haz algo creativo

Hacer algo tú mismo es una experiencia gratificante y divertida. Si bien personalmente recomiendo hacer un álbum de recortes de su último año, realmente puede hacer lo que quiera. Desde ropa hasta joyas y cerámica, construir algo desde cero de lo que estés orgulloso es una gran sensación.

9. Ir a la piscina local

¿Recuerdas cuando eras niño e ir a la piscina local era la definición de un día de verano increíble? Haz eso de nuevo. Coge una toalla, un libro o tus auriculares y tomar el sol (mientras está cubierto de protector solar, por supuesto).

10. Hacer. . . Nada

¿Sigues descomprimiéndote después de la gran recta final? Celebrar el hecho de no hacer absolutamente nada también es bueno. Toma algunos bocadillos y descansar en el sofá todo el día es realmente un lujo en sí mismo, así que no te sientas culpable por pasar un día (o muchos este verano) haciendo exactamente eso.

11. Voluntario en algún lugar

Muchas personas y empresas tuvieron problemas extraordinarios el año pasado, así que retribuya a su comunidad ofreciéndose como voluntario. Es muy gratificante, conocerás gente nueva y también puede ser muy divertido. ¡Vete de voluntariado!

12. Ve de campamento

Pase una noche bajo las estrellas y alrededor de una fogata con tus amigos más cercanos es bueno para el alma. Es una excelente manera de recordar todos los increíbles recuerdos que ha creado durante los últimos cuatro años. Además, la comida para acampar es icónica.

13. Reencuéntrate con amigos

Después de pasar cuatro años fuera de casa, es una buena idea pasar un tiempo con los mejores amigos de la infancia. Ya sea algo simple como un picnic o una fiesta para reconectar y ponerte al día.

Hagas lo que hagas, el chiste el disfrutar del tiempo que tienes antes del comienzo de tu vida laboral.

Artículos relacionados: 4 rutas para tomar después de la universidad