Imagen de mitos y realidades de la publicidad

Mitos y realidades de la publicidad

No queremos sonar como abuelitas, pero, la realidad es que, cuando se trata de asunciones acerca de la carrera de publicidad, la televisión nos ha hecho mucho daño. Nos ha atiborrado de mitos que se alejan cada vez más y más de la realidad, provocando que muchos estudiantes entren a la carrera con entusiasmo solo para decepcionarse a los pocos semestres, o, peor aún, cuando se integran al mundo laboral.

Por eso, decidimos hacer un listado de los más grandes mitos alrededor de la publicidad y sus realidades. ¡No tengas miedo! Seguro terminarás amando todavía más la carrera al terminar. 

Mito: Jon Hamm me está esperando en una agencia de publicidad

Realidad: Jon Hamm, de hecho, no sabe nada sobre publicidad. Sabe representar a un personaje asediado por sus recuerdos y completamente desconectado de sus emociones debido a su crianza y sus terribles experiencias en la guerra, pero, en cuanto a publicidad, su personaje no es del todo preciso. Así como tampoco lo es el ambiente representado en su serie. Las cosas no suelen ser tan intensas y llenas de estupefacientes, de hecho, una agencia de publicidad es como cualquier otra oficina.

Mito: Pasaré semanas imaginando campañas que serán una revelación para mi cliente.

Realidad: Si tienes una sola semana para pensar en una campaña, ya fuiste muy afortunado. En realidad, el tiempo suele estar encima y tienes a lo sumo un par de días para imaginar un concepto interesante. Y lo más probable es que no será una revelación. Durante la explosión de la publicidad en los años sesenta, todo era novedoso y, por lo tanto, sorprendente. Ahora, en una agencia, pasarás más tiempo siguiendo reglas y adaptándote a una manera específica de hacer las cosas, que proviene, claro, de los años dorados. Eso no significa que tu creatividad se verá desperdiciada, de hecho, tendrás que explotarla aún más para lograr una campaña interesante bajo todas estas restricciones.

Mito: Tengo que comer, cenar y soñar publicidad para tener éxito.

Realidad: Aunque este es un mito que prevalece en todas las carreras, la televisión de fantasía (te estamos viendo Emily in Paris) parece quererte decir que, para tener éxito, la publicidad tiene que permear en todos los aspectos de tu vida. Que debes tener la disposición de trabajar día y noche, pensar solo en referencias y posibles campañas, para poder lograrlo. La realidad es que, como cualquier otro trabajo, requiere del tiempo estipulado para hacerse y no más. Puedes, y de hecho deberías, tener muchas actividades satisfactorias fuera de la oficina. Recuerda que tu trabajo no tiene por qué ser toda tu vida y si tu empleador te lo pide, está violando tus derechos.

Ahora que hemos aclarado algunos de los mitos más prevalecientes, ¿qué opinas de la publicidad? Aquí te dejamos todas las razones por las cuales deberías estudiar esta carrera, y aquí puedes empezar tu proceso de inscripción.