¿Qué es un lenguaje de programación?

¿Qué es un lenguaje de programación?

Un lenguaje de programación consiste en un vocabulario que contiene un conjunto de reglas gramaticales destinadas a transmitir instrucciones a una computadora o dispositivo informático para realizar tareas específicas.

Cada lenguaje de programación tiene un conjunto único de palabras clave junto con una sintaxis especial para organizar las instrucciones del software.

Existen lenguajes de programación de bajo y alto nivel que, aunque simples en comparación con los lenguajes humanos, son más complejos que los lenguajes de máquina.

Los lenguajes de bajo nivel incluyen lenguajes de ensamblaje y de máquina. Un lenguaje ensamblador contiene una lista de instrucciones básicas y es mucho más difícil de leer que un lenguaje de alto nivel.

Los lenguajes de alto nivel, por otro lado, están diseñados para ser fáciles de leer y comprender, lo que permite a los programadores escribir códigos fuente de forma natural, utilizando palabras y símbolos lógicos.

A lo largo de la evolución de las computadoras, se han creado cientos de lenguajes de programación diferentes para varios tipos de desarrollo.

El campo de la programación es muy amplio, por lo que el uso de un lenguaje en particular dependerá de los objetivos a alcanzar. Lógico, ¿no?

Se pueden realizar las siguientes actividades:

  • Programas y aplicaciones.
  • Desarrollo de inteligencia artificial.
  • Bases de datos.
  • Desarrollo de videojuegos.
  • Páginas web.

Diferencias entre lenguaje natural y lenguaje de programación

El lenguaje natural es el lenguaje hablado por las personas, mientras que el lenguaje de programación está destinado a las máquinas. Ambos lenguajes presentan importantes similitudes, como la diferenciación que hacen entre sintaxis y semántica, su finalidad para comunicar y la existencia de una composición básica en ambos.

En términos generales, existen varias similitudes y puntos en común, por ejemplo, los dos tipos fueron creados para comunicar ideas, expresiones e instrucciones. Sin embargo, también es posible identificar algunas diferencias.

Cuando se trata de las diferencias entre el lenguaje natural y el lenguaje de programación, vale la pena señalar que este último es más estricto y menos tolerante que el primero. Esto sucede porque los lenguajes humanos tienen una redundancia incorporada que permite resolver algunas ambigüedades utilizando el contexto.

Por otro lado, los lenguajes de programación prácticamente no tienen redundancia, de lo contrario sería muy fácil caer en la ambigüedad y no indicar el comando correcto.

El hecho de que los lenguajes de programación sean más estrictos en este sentido se debe a que las computadoras son muy precisas en las instrucciones que les gusta recibir. Además, las máquinas no tienen la capacidad de aclarar el significado de una expresión como lo haría un ser humano.

También es fundamental que los lenguajes de programación sean fijos y cerrados para evitar confusiones, mientras que los lenguajes naturales sean abiertos y permitan combinaciones sin riesgo de cometer errores.

Debido a estas circunstancias, los lenguajes de programación son diseñados desde cero por desarrolladores talentosos enfocados en no arruinar las diversas funcionalidades, ya sea controlar un robot, equipo médico, máquinas espaciales o un juego de Facebook, por ejemplo.

También te puede interesar: 4 rutas para tomar después de la universidad