Cómo estudiar con eficacia

¿Cómo estudiar con eficacia?

Estar debidamente organizado y preparado para las pruebas y exámenes puede marcar la diferencia en el rendimiento escolar. El estudio eficaz comienza con la actitud correcta: una perspectiva positiva puede cambiar el estudio de un castigo a una oportunidad de aprender.

No existe un enfoque único para todos a la hora de aprender a estudiar de forma eficaz. Los métodos de estudio deben adaptarse a cada alumno. Todos tenemos habilidades diferentes, por lo que es importante determinar qué funciona para usted y qué no.

Para algunos estudiantes, estudiar y mantenerse motivado es fácil; otros pueden tener que trabajar un poco más.

¿Cuál es la forma más eficaz de estudiar?

Encontrar la mejor manera de estudiar es un proceso continuo. No es algo que se pueda dejar para la noche anterior a la prueba. Debe mejorar constantemente sus habilidades de estudio para comprender mejor qué funciona (y qué no).

Aprender a estudiar mejor ayuda a evitar el pánico y la frustración la próxima vez que se acerque un examen importante. Después de todo, es más probable que lo haga bien y esté menos estresado antes de una prueba cuando haya tenido tiempo para revisar y practicar adecuadamente el material.

Dominar hábitos de estudio efectivos no solo facilita el aprendizaje, sino que también lo ayudará a obtener mejores calificaciones en la escuela secundaria y postsecundaria.

Descubra los 12 secretos para estudiar de manera efectiva que lo ayudarán a sobresalir en su próximo examen.

  1. Organizarse Lleva contigo un planificador de tareas en todo momento. Ingresar tareas, proyectos, exámenes y asignaciones tan pronto como se asignen garantizará que no se olviden de ellos.
  2. Presta atención en clase Es importante concentrarse y evitar distracciones cuando el profesor está hablando. Practique la escucha activa concentrándose en lo que se dice y tomando notas con sus propias palabras. Esto ayudará a asegurarse de que escuche (y comprenda) lo que se enseña en clase.
  3. Manténgase alejado de las distracciones Las distracciones están en todas partes, desde teléfonos celulares hasta redes sociales y amigos. Sea consciente de lo que le distrae en clase y sepa cómo evitar estas distracciones. Evita sentarte junto a tus amigos si sabes que te distraerán. Apagar tu teléfono celular también te ayudará a asegurarte de que estás prestando atención a tu maestro.
  4. Asegúrese de que las notas estén completas Escribir notas claras y completas en clase te ayudará a procesar la información que estás aprendiendo. Estas notas también se convertirán en notas de estudio que se pueden revisar antes de un examen. Habla con tus amigos o con el profesor si te has perdido una clase para asegurarte de que tus notas estén completas.
  5. Haga preguntas si no entiende Levante la mano y haga preguntas si no entiende algo. Si no te sientes cómodo preguntando frente a todos, escríbete un recordatorio para hablar con el maestro después de la clase.
  6. Haga un horario / plan de estudio Al hacer un programa de estudio, mire su planificador y piense en lo que debe lograrse. Piense en los tipos de preguntas que se incluirán en el examen y los temas que se cubrirán para que sepa en qué debe concentrarse. Establezca metas específicas para cada sesión de estudio, como cuántos temas cubrirá al final de la sesión.
  7. Revise las notas de la clase todas las noches Después de la escuela, repase y amplíe las notas de la clase. Revisar notas ayuda a trasladar el material aprendido de la memoria a corto plazo a la memoria a largo plazo, lo que le ayudará la próxima vez que tenga una prueba importante.
  8. Hablar con los profesores Los maestros están ahí para ayudarlo a hacer su mejor esfuerzo. Habla con tu maestro y pide una aclaración o ayuda adicional si la necesitas antes de tu examen. ¡Tomar la iniciativa de pedir ayuda ayuda mucho a los profesores!
  9. Designar un área de estudio El mejor lugar para estudiar es uno que sea tranquilo, bien iluminado y en un área de poco tráfico. Asegúrese de que haya un espacio de trabajo despejado para estudiar y escribir. Las necesidades de cada persona son diferentes, por lo que es importante que encuentre un lugar que funcione para usted.
  10. Estudiar en ráfagas cortas Por cada 30 minutos que estudies, tómate un breve descanso de 10 a 15 minutos para recargar energías. Las sesiones de estudio cortas son más efectivas y te ayudan a aprovechar al máximo tu tiempo de estudio. Obtenga más información sobre cómo tomarse un descanso para estudiar que funcione .
  11. Simplifique las notas de estudio Haga que estudiar sea menos abrumador condensando notas de la clase. Subrayar o resaltar palabras clave. Cree ayudas visuales como gráficos, redes de historias, mapas mentales o esquemas para organizar y simplificar la información y ayudarlo a recordar mejor.
  12. Estudiar con un grupo Trabajar con compañeros de clase fomenta un entorno interactivo para mantenerte involucrado. Esto les da la oportunidad de probar sus conocimientos con otros, cuestionarse el contenido y ayudar a aumentar la confianza de los demás.