Fortalecimiento muscular: tu propia fisioterapia

La Organización Mundial de la Salud recomienda la práctica de actividad física para prevenir y controlar las enfermedades crónicas. Aunque recomiendan específicamente realizar ejercicios de fortalecimiento muscular a una intensidad moderada o mayor, dirigidos a todos los grupos musculares principales durante 2 o más días a la semana, estas recomendaciones se basan principalmente en los beneficios que resultan del ejercicio aeróbico, porque la fisioterapia no solo se trata de aliviar un problema, sino de mantener tu cuerpo en buen estado.

Fuerte evidencia apunta a la importancia del fortalecimiento muscular en la reducción de la morbilidad en personas con enfermedades crónicas, ya que se asocia con una mejor salud metabólica (a través de un mejor metabolismo de la glucosa y los lípidos, reducción de la presión arterial, depresión, riesgo de mortalidad, diabetes, enfermedades cardiovasculares y colon). y cáncer de riñón).

A continuación profundizaremos en los hallazgos de un gran estudio transversal que incluyó a más de 16 000 personas y trata de responder:

  • Si la duración y el volumen del fortalecimiento muscular están asociados con condiciones de salud crónicas prevalentes.
  • Si existe una relación dosis-dependiente.
  • ¿Qué modo de ejercicio se prefiere?

Vayamos directo al grano. Los ejercicios de fortalecimiento muscular están asociados con una menor prevalencia de enfermedades crónicas. ¡BOOM!

Ahora que sabemos eso, podemos observar más a fondo la cantidad y el tipo de ejercicio de fortalecimiento muscular que se asoció con estas prevalencias más bajas. 

El estudio analizó 5 condiciones de salud principales: diabetes, enfermedad cardíaca, enfermedad respiratoria, trastorno musculoesquelético y ansiedad/depresión. 

Diabetes

Parece que cuando se realizan ejercicios con el propio peso corporal, la prevalencia más baja de diabetes se observa en aquellos que realizan 60 minutos de entrenamiento o más; mientras que esto es menor para el entrenamiento de fuerza basado en el gimnasio, donde 21-59 minutos conducen a la prevalencia más baja. No se observaron diferencias entre volumen alto o bajo por semana.

Trastorno cardíaco

Independientemente del tipo de ejercicio (fortalecimiento con peso propio o basado en el gimnasio), la prevalencia más baja de enfermedades cardíacas se observó en aquellos que hacían ejercicio durante 60 minutos o más. Aquí, un alto volumen de fortalecimiento basado en el gimnasio tenía una menor probabilidad de una afección cardíaca.

Desorden respiratorio

La prevalencia más baja de trastornos respiratorios se observó cuando el fortalecimiento basado en el gimnasio se realizó durante 21 a 59 minutos y 60 minutos o más para ejercicios con el propio peso corporal. Para el peso del propio cuerpo, el volumen bajo condujo a la prevalencia más baja, mientras que para el fortalecimiento basado en el gimnasio, el volumen bajo o alto fue comparable. 

Trastorno musculoesquelético

10-20 minutos de ejercicios con el propio peso corporal o 60 minutos o más de fortalecimiento en el gimnasio se asociaron con la probabilidad más baja de una afección musculoesquelética. El volumen bajo para el peso propio y el volumen alto para el fortalecimiento en el gimnasio se relacionaron con la probabilidad más baja de una afección musculoesquelética.

Ansiedad/depresión

Participar en 60 minutos o más de ejercicio con el propio peso corporal o en 21-59 minutos de fortalecimiento basado en el gimnasio se relacionó con la probabilidad más baja de tener ansiedad o depresión. Para ambos modos de ejercicio, el volumen bajo mostró la prevalencia más baja. 

En Conclusión…

Hacer cualquier ejercicio de fortalecimiento muscular, independientemente del modo, la duración o el volumen, se asocia con una probabilidad reducida de diabetes, trastornos cardíacos, respiratorios y musculoesqueléticos y ansiedad/depresión. Estas asociaciones seguían en pie después de ajustar la mayor cantidad posible de factores de confusión sociodemográficos y conductuales. La participación en ejercicios con el propio peso corporal durante 60 minutos o más y en el fortalecimiento basado en el gimnasio durante aproximadamente 21 a 59 minutos condujo a la prevalencia más baja de tener 2 o más afecciones de salud crónicas y aquí la participación de alto o bajo volumen condujo a la misma prevalencia.

Esta información realmente puede alentar a las personas a participar en un entrenamiento regular de fuerza muscular, acudir a fisioterapia, reduciendo así las barreras para hacerlo, ya que para todas las afecciones de salud crónicas, ¡su prevalencia fue menor al hacer algo de fortalecimiento muscular y fisioterapia que al no hacer nada!

Para más entradas como esta te recomendamos leer “Los principales retos para un fisioterapeuta”.¡Espero que hayas disfrutado leyendo este blog!