¿Cómo funciona realmente la fisioterapia

¿Cómo funciona realmente la fisioterapia?

La fisioterapia es una parte importante del sistema de salud. Cada año, cientos de miles de personas dependen de la fisioterapia para superar lesiones, aliviar el dolor y mejorar su calidad de vida en general.

A pesar del uso generalizado de la fisioterapia, persiste cierta confusión sobre cómo funciona realmente la fisioterapia y su eficacia como forma de tratamiento. Queremos arrojar algo de luz sobre eso.

En este artículo, veremos cómo funciona la fisioterapia y el papel que desempeña en el tratamiento y la prevención de lesiones.

El objetivo de la fisioterapia

Empecemos con lo básico. La fisioterapia es un tipo de tratamiento basado en el estudio de la fisiología, la neurociencia y la anatomía. Su objetivo es simple: restaurar el funcionamiento adecuado de su cuerpo, ayudarlo a volver a sus actividades habituales y reducir el riesgo de sufrir más lesiones.

A diferencia de otras ramas de la medicina, que tienden a depender de los medicamentos y la cirugía para tratar lesiones y enfermedades, la fisioterapia utiliza métodos físicos como el masaje, el movimiento y el ejercicio. La fisioterapia se puede utilizar para tratar una lesión específica o se puede aplicar para mejorar su bienestar general.

¿Qué puede tratar la fisioterapia?

Ya sea que se utilice como tratamiento independiente o como terapia complementaria, la fisioterapia juega un papel fundamental en la restauración del movimiento y la función perdidos.

La fisioterapia se utiliza principalmente para tratar problemas musculoesqueléticos, incluida una amplia gama de lesiones deportivas y laborales. Si ha recibido un golpe en el campo de deportes o sufrió una lesión en el trabajo debido a levantar objetos pesados ​​o realizar movimientos repetitivos, es muy probable que la fisioterapia desempeñe un papel importante en su tratamiento.

Existe una enorme cantidad de investigaciones que respaldan el uso de la fisioterapia para tratar problemas musculoesqueléticos. Por ejemplo, decenas de estudios han demostrado que la fisioterapia puede ayudar con las lesiones articulares y el dolor relacionado con la espalda, el cuello, el hombro, la rodilla, la muñeca y el tobillo. La fisioterapia también se prescribe a menudo para acelerar el proceso de rehabilitación posterior a la cirugía.

Comprender las técnicas de fisioterapia

Los fisioterapeutas utilizan una variedad de técnicas para ayudarlo a reconstruir su fuerza y ​​movilidad. En términos generales, estas técnicas se dividen en una de tres categorías:

Terapia manual

Los fisioterapeutas usan sus manos para manipular el tejido corporal de una manera que alivia el dolor, mejora la circulación y reduce la tensión en partes específicas del cuerpo.

Educación

Si bien el tratamiento práctico puede hacer maravillas, es importante recordar que los fisioterapeutas también son una excelente fuente de educación y consejos. Un buen fisioterapeuta puede brindarle información experta sobre su ejercicio, hábitos dietéticos y posturales, y brindarle algunos consejos que puede aplicar a sus actividades diarias.

Movimiento

Por último, pero no menos importante, los fisioterapeutas prescriben regularmente ejercicios diseñados para mejorar la movilidad y la función. Esto puede ayudar a fortalecer la parte del cuerpo afectada, mejorar su biomecánica y permitirle regresar de manera segura a su nivel normal de actividad física.

¿Los fisioterapeutas necesitan una formación especial?

El sector de la fisioterapia está estrictamente regulado. Eso significa que todos los fisioterapeutas deben tener un título universitario en fisioterapia como mínimo. Muchos continúan estudiando para profundizar o ampliar su área de especialización y continuar desarrollándose como profesionales.

Todos los fisioterapeutas están registrados en la Junta de fisioterapia, que tiene la tarea de supervisar la industria de la fisioterapia. La Junta se asegura de que todos sus miembros estén debidamente calificados y cumplan con ciertos estándares de competencia, culturales y éticos.

Hacer sus ejercicios de rehabilitación es fundamental

Como parte de su tratamiento, su fisioterapeuta puede recetarle ciertos ejercicios para ayudar a fortalecer el área afectada y mejorar la función y la movilidad. Estos ejercicios pueden acelerar el proceso de curación, reducir el riesgo de lesiones y proporcionarle marcadores tangibles de progreso. A pesar de la importancia de los ejercicios de rehabilitación, los estudios muestran que 7 de cada 10 pacientes no se adhieren completamente a su plan de tratamiento de fisioterapia.

También lee: 2 tipos de fisioterapia para personas mayores