Guía de finanzas de la generación Z

Ya sea que siga viviendo en la casa de tus padres o finalmente fuera del nido y por tu cuenta, es probable que tengas en mente preguntas sobre finanzas personales. Y para un veinteañero, esto puede ser aterrador. Aparentemente, hay tantas cosas diferentes a las que de repente debes prestar atención, desde abrir una cuenta bancaria hasta obtener tu primera tarjeta de crédito, pagar préstamos estudiantiles de una universidad privada y negociar un salario en tu primer trabajo real.

¡No te preocupes, querido Gen Z! Te ayudares a desglosar todos los elementos esenciales que los principiantes necesitan saber para comenzar a hacer movimientos de dinero inteligentes. Recordatorio: ¡sé amable contigo mismo! Es solo cuestión de aprender.

Piense en sus finanzas en términos personales

Explorar tu historial financiero con una serie de preguntas como: ¿Cuál fue su primer recuerdo del dinero? ¿Cómo se manejaba el dinero en su casa y quién lo hacía? ¿Cómo se discutió el dinero, o no se discutió totalmente, al crecer? ¿Qué partes de su cultura, su origen étnico o su identidad en el mundo han afectado su forma de pensar sobre el dinero? ¿Qué lecciones te enseñó tu familia sobre el dinero, incluso las que no tenían la intención de enseñarte? ¿Hubo alguna dificultad económica en su infancia, y qué cree que el niño, que aprendió de eso?  Terminar con preguntas tipo ¿cómo ha llevado todo eso a lo que usted cree ahora sobre el dinero?” Dijo Anat. “¿Qué te causa estrés, qué te pone ansioso, cuáles son tus metas financieras?”

Después empezar a pensar en su plan en términos más personales. ¿Qué espera que le brinde un plan financiero ahora? ¿Qué espera obtener de sus finanzas, ya sea tangible, como pagar préstamos estudiantiles, o emocional, como sentirse seguro de su dinero en lugar de estar ansioso?

“Todos tienen un trauma financiero que deben desempacar”, dice Anat, una experta en finanzas personales. “Si no lo hacemos, entonces volvemos a caer en nuestros viejos ciclos probablemente poco sanos. Pero si interrogamos nuestro pasado financiero, limpiamos la pizarra y comenzamos un nuevo camino para nosotros mismos”.

Manténgase al tanto de su puntaje crediticio

Fortalecer su puntaje crediticio será muy importante si desea realizar compras más importantes u obtener préstamos en el futuro. Piense: educación superior, comprar un automóvil o una casa, o iniciar un negocio. Cuanto más alto sea su puntaje, y cuanto más tiempo mantenga ese puntaje alto, es más probable que lo aprueben para obtener los mejores préstamos y tasas de interés.

Un puntaje de crédito es simplemente una herramienta para obtener lo que necesita, al igual que un préstamo, una tarjeta de crédito o una cuenta bancaria es una herramienta.

Infórmese sobre la gestión del crédito

El crédito puede ser algo complicado: es fácil ver su tarjeta de crédito como una fuente ilimitada de fondos cuando debería usarse como una herramienta financiera inteligente. En lugar de usar tu credit card como su principal medio de pago, tómese el tiempo para informarse sobre cuándo tiene sentido pedir dinero prestado.

Iniciar un fondo de jubilación

Iniciar un fondo de jubilación desde el principio hará que su yo futuro sea mucho más feliz. Incluso si solo contribuye con pequeñas cantidades de cada cheque de pago a una cuenta. Según Anat “Los fondos de jubilación son a menudo la primera forma en que invertimos, y una buena inversión significa comenzar lo antes posible para que sus fondos tengan más tiempo para crecer y multiplicarse.”

Empiece a crear un fondo de emergencia

¡No tenga miedo de empezar con algo pequeño! Incluso si solo puede ahorrar 20 dólares cada mes, eso seguirá sumando a largo plazo. Juegue con una calculadora de ahorros gratuita en línea para averiguar exactamente cuánto puede contribuir cada mes y cuánto tiempo le llevará alcanzar su meta. Una meta podría ser ahorrar entre $ 10,000 y $ 50,000 al final del año; lo que sea que decida es razonable y alcanzable. Entonces, la consistencia es clave. “Sea consistente con esas contribuciones, encuentre cualquier forma posible de contribuir más para acercar su línea de meta y hacerla agradable y gratificante para usted en el camino”, dijo Anat.

¡Suerte! y se inteligente

Artículos relacionados: Como obtener una beca en la universidad